Séptimo arte y diseño. Parte 3.

Si bien no siempre se considera el diseño de producción parte del diseño gráfico, esta disciplina está intrínsecamente relacionada en la creación de mundos visuales convincentes en el cine y la televisión.

Escrito por Ángel Ramírez.

 

Ya adentrados en los temas, ahora toca tiempo de hablar sobre el diseño de producción, ese personaje a veces es protagonista y otras tantas veces se queda tras bambalinas. 

¿Cómo es que ya llegamos a la tercera parte y solo resta una? Si usted, querido lector, llego solo a esta edición, le sugiero que consulte las dos partes anteriores (Parte 1, Parte 2) para que nos encontremos en la misma página. Ahora sin más preámbulo, redobles…  

En esta ocasión toca hablar sobre el diseño de producción. Si bien no siempre se consideran tradicionalmente parte del diseño gráfico, esta disciplina está intrínsecamente relacionada en la creación de mundos visuales convincentes en el cine y la televisión. Dicha rama nació más a la par del cine que del diseño en sí, sin embargo, el involucramiento paulatino de diseñadores exponenció el trabajo.  

El campo suele ser desconocido por nosotros los mortales, por lo cual me parece pertinente hacer la aclaración. El diseño de producción abarca la creación del aspecto visual general de una película o serie. Esto incluye la supervisión de todos los aspectos visuales, desde el diseño de sets hasta la selección de locaciones, vestuario, y la coordinación de efectos visuales. El diseño de producción busca crear un mundo coherente que apoye la narrativa y el tono de la producción. Con lo cual, a dichos productores les toca coordinar con los prop masters (responsables de todos los objetos que los actores manipulan durante la filmación), con el director de arte, el departamento de arte o efectos visuales y especiales, con encargados de vestuario, maquillaje y escenografía. Y deben estar en contacto constante con el director, el director de fotografía y el productor general, que gestiona los presupuestos. 

Ahora me gustaría tomar algunos nombres, tanto de directores de producción, como de directores de arte, para ejemplificar y dar muestra de la profundidad y destreza que su trabajo involucra, ya que pareciera algo meramente de coordinación, sin embargo, el tener conciencia de storyboards, planos de la locación y escenografía, al mismo tiempo de manejar la psicología del color, no es de “enchílame esta gorda”. 

El primer ejemplo y más que reconocido con un Oscar, es Rick Carter, quien ha dirigido producciones como Jurassic Park, Avatar, Lincoln y Forrest Gump. Claramente es el favorito de Spielberg, quien tiene una intervención en el documental autobiográfico de este mismo. 

Dante Ferreti, es un grande de la producción y dirección de arte. Ganador de tres Premios de la Academia al Mejor Diseño de Producción por The Aviator“, “Sweeney Todd”, y “Hugo”.

Como pueden ver, el diseño de producción y el diseño de arte son esenciales para crear el mundo visual de una película o serie, trabajando en estrecha colaboración con otros departamentos para asegurar una experiencia visual coherente y atractiva. Estos roles requieren una combinación de creatividad, organización y habilidades técnicas para traer a la vida la visión del director. 

Espero que esta entrega haya sido de su agrado y ahora queda esperar a la última y parte final de este recorrido por el gran círculo de Veen entre el cine y el diseño. Los dejo con la siguiente pregunta, hasta ahora ¿qué rol ha sido el que más les ha llamado para ser parte de la industria del cine? 

Deja un comentario