“Benditas redes sociales”: La importancia en política de escuchar la conversación digital

Tras la publicación de un reportaje por parte del portal web Latinus sobre la casa en Houston, Texas, en la que vivió José Ramón López Beltrán, hijo del presidente de la República, la empresa encuestadora Mitofsky realizó para El Economista un sondeo que parte de la siguiente pregunta: Recientemente una investigación mostró el estilo de vida del hijo de López Obrador en Houston, Texas, ¿estás de acuerdo con en desacuerdo con…?. Las opciones de respuesta eran las 4 siguientes: 

  • La investigación no muestra nada malo, pero se debe investigar, por si acaso: En esta respuesta 56% estuvieron de acuerdo, 30% y 13% no sabe/ no contesta
  • La investigación muestra que el discurso del presidente es incongruente porque su familia no es austera: 47.1% estuvo de acuerdo, 25.6% en desacuerdo, y 27.3 no sabe/no contesta
  • La investigación muestra que el hijo y su esposa están involucrados en actos de corrupción o conflicto de intereses 
  • Aunque la investigación sea cierta y el hijo haya hecho algo malo, el presidente no tiene la culpa: 55.8% estuvieron de acuerdo, 32.5 en desacuerdo y 11.7 no sabe/no contesta

En la nota metodológica de la encuesta se menciona que los participantes en total fueron mil mexicanos, mayores de 18 años, y que todos ellos cuentan con dispositivos móviles inteligentes con acceso a internet. Es una realidad que en la conversación digital esta polémica generó un importante revuelo. 

EL IMPACTO DE LA POLÉMICA EN REDES SOCIALES

A través de un ejercicio de social listening a las principales redes sociales (Facebook, Twitter, Youtube, Reddit, LinkedIn, etc.), se encontró que el promedio diario de publicaciones relacionadas con esta polémica entre el 28 de enero y el 18 de Febrero fue de entre 100 mil y 200 mil. El momento cúspide de reacciones ocurrió el 11 de Febrero, día en que el periodista Carlos Loret de Mola publicó un vídeo en reacción a los cuestionamientos del presidente sobre el reportaje. 

El descontento principal de los usuarios de redes sociales estuvo relacionado con la falta de congruencia entre el discurso de austeridad del presidente y la forma de vivir de uno de sus hijos. La gráfica de trending topics del ejercicio de social listening reveló que el nombre “José Ramón Beltrán” y el hashtag #TodosSomosLoret, fueron las tendencias con mayor peso para la huella digital desde que inició la polémica. Con menor impacto pero con implicaciones importantes, aparecieron las tendencias  #HoustonGate, libertad de expresión, conflicto de interés, Baker Hughes, 4T, entre otros, evidenciando el alto desgaste que está teniendo la imagen y reputación del presidente en todas las redes sociales.

Aunque en un inicio la conversación fue principalmente neutral, pues usuarios ocasionales no se habían involucrado en la polémica, todo cambió a partir del viernes 4 de febrero cuando la periodista Carmen Aristegui se involucró en la polémica y reaccionó ante las declaraciones que hiciera el mandatario en su contra. Este incidente obtuvo un impacto digital alto, pues desde entonces el crecimiento del contenido negativo fue sostenido, además de que usuarios comunes, ocasionales, organizaciones sociales, sector privado, activistas y actores internacionales manifestaron su postura y participaron en la conversación de manera más activa. Los principales sentimientos detectados demostraron indignación, enojo, tristeza, sorpresa y temor. El conflicto tuvo un alcance del 89% en contra del presidente. Al contrario, las cifras que se detectaron con el periodista Loret de Mola, donde la mayoría de los mensajes fueron en calidad de apoyo (92%).

Otro dato que vale la pena resaltar es el impacto de la noticia a nivel geográfico. Los estados donde hubo mayor actividad y respuesta a la polémica fueron la Ciudad de México (55%), Nuevo León (23%), Jalisco (12%). Por motivos políticos y electorales es importante conocer los sitios donde una crisis tiene mayor incidencia. El costo político de no atender debidamente  un caso de esta envergadura puede verse reflejado en los procesos de elección popular futuros en dichas entidades. 

AUSTERIDAD REPUBLICANA: CONFLICTO MORAL O CONFLICTO DE INTERESES

Lo publicado en el artículo del equipo de investigación liderado por el periodista Carlos Loret de Mola no ofrece pruebas contundentes sobre un conflicto de interés. Para saber si se cometió un delito de corrupción y tráfico de influencias habrá que esperar nuevos reportes. En este sentido es que el abogado Juan Carlos Luna, representante legal de un grupo de inversionistas de Baker Hugues, ha enviado una carta al CEO de la compañía, Lorenzo Simonelli, para solicitar una aclaración sobre el caso. Esta misiva fue enviada el pasado 9 de enero, con copia a la Comisión de la Bolsa y Valores de Estados Unidos, así como al Departamento de Justicia de aquel país. Sin embargo, el conflicto planteando por la publicación abrió un debate ineludible en el terreno de lo moral

Apenas este 16 de febrero, de acuerdo con información de El Financiero, un juez federal determinó la inconstitucionalidad de la iniciativa de la Ley de Austeridad Republicana propuesta por el ejecutivo. Dicha disposición, se menciona en la sentencia judicial, “es violatoria de los derechos a la libertad de trabajo, salario, digno y a un plan de vida”. La austeridad republicana ha sido una de las banderas del gobierno federal y por ello la publicación sobre la casa supone una grieta en uno de los pilares morales de su proyecto de nación. 

OPINIÓN PÚBLICA: APROBACIÓN Y MANEJO DE CRISIS

Hasta el 14 de febrero del presente año, la aprobación de López Obrador, de acuerdo con la consulta diaria publicada por Mitofsky en El Economista, se mantiene en el 60.9%. De Noviembre a la fecha mencionada hay una caída del 5.0%. En términos generales el presidente mantiene una base fuerte de apoyo a su proyecto. Veremos si con el paso de las semanas y los meses este escándalo cobra una importante factura en su popularidad. Lo cierto es que existe un desdén particular en el gobierno federal por lo que sucede en la conversación digital. 

En la gestión política la opinión pública es uno de los aspectos más importantes de manejar. Utilizar herramientas como el social listening resulta crucial cuando se busca aprender de los errores comunicativos. Tener claramente identificadas las emociones y las sensaciones de la gente es fundamental en el ejercicio político. No se puede olvidar que la política es también un ejercicio de voluntades, y estas siempre están mediadas por cuestiones afectivas y emocionales.

Es claro que existen grietas en el discurso de la austeridad republicana y que no podrán ser subsanadas si se ignora o se menosprecia lo que ocurre en el entorno digital. En repetidas ocasiones, López Obrador aseguró que uno de los factores clave en su triunfo electoral del año 2018 fueron las “benditas redes sociales”. A día de hoy, el presidente parece no estar interesado en el reclamo popular que ocurre en internet. 


Ciudadanos ven necesario que se indague caso de José Ramón López Beltrán, El Economista
AMLO y la opinión, El imparcial
Juez echa abajo Ley de Austeridad presidencia, El Financiero
Inversionistas piden a Baker Hughes investigación, El Sol de México

¡Sigue leyendo!


Atrás

Suscríbete a nuestro newsletter

y no te pierdas nuestras últimas actualizaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *