El conflicto Rusia-Ucrania: las redes sociales en la niebla de la guerra

¿Qué papel jugarán las redes sociales en el conflicto entre Rusia y Ucrania? Este artículo analiza cómo las redes sociales están siendo utilizadas por ambos bandos para influir en la opinión pública.

La guerra que ha comenzado en territorio ucraniano es el primer conflicto armado que ocurre  en Europa durante la era de las redes sociales. Es una realidad que lo que sucede en aquel continente tiene un mayor impacto en la vida política y económica de América Latina y Norteamérica, que lo que ocurre en otras latitudes. Por ello es que en durante la última semana los portales digitales de noticias y las redes sociales se han desbordado de opiniones, comentarios e información al respecto. ¿Entendemos lo que está sucediendo?, ¿debemos tener una postura?

Las guerras han sido siempre, entre otras tantas cosas, batallas de la información. El relato sobre un enfrentamiento bélico es casi tan importante a nivel político como lo que ocurre en los campos de batalla.

Si algo provocan las guerras es agitación, incertidumbre y caos. Decía el militar prusiano Carl von Clausewitz, en forma de metáfora, que en las guerras impera la confusión, porque tras los enfrentamientos aparece siempre una nube espesa de polvo y humareda. Si bien las guerras ahora ocurren, en gran medida, con instrumentos teledirigidos, es una realidad que tras las explosiones y los disparos aparece la bruma. Ya ha podido verse en los últimos días en la conversación digital que no existen versiones únicas ni relatos uniformes sobre todo lo que supone esta disputa territorial, económica, militar y política.

El viernes 25 de febrero del presente año, el regulador de tecnología y comunicaciones de Rusia acusó a Facebook de restringir las cuentas oficiales de cuatro medios de aquel país.

En respuesta a la decisión corporativa, el gobierno ruso decidió restringir parcialmente el acceso a  dicha red social en su territorio. Las autoridades rusas tienen, según revelador el pasado viernes, documentación sobre 23 casos de censura a medios locales desde el año 2020 por parte de Facebook. Si bien Facebook es aún la red social con mayor cantidad de interacciones  a nivel mundial, no ostenta esta posición en aquel país. De acuerdo con datos de Statcounter, la red social VKontakte es la red con más usuarios en Rusia. En el mismo sentido, según información de The Verge, los usuarios de Twitter dentro de las fronteras rusas han notificado problemas de acceso y para realizar publicaciones. Rusia libra desde el territorio digital una lucha particular por ofrecer sus propios relatos sobre los operativos militares que se están desarrollando en Ucrania. Además de las presiones internacionales, existe una particular preocupación por el gobierno ruso por las posturas a nivel nacional sobre las decisiones tomadas desde el Kremlin. Según reportes del medio alemán Deutsche Welle, más de 3 mil personas han sido detenidas durante los últimos 3 días por las protestas en contra del presidente Vladimir Putin. 

Vale mencionar que el asunto informativo y comunicacional preocupa en los “dos bandos” de este conflicto. Según un análisis de la empresa inglesa Zignal Labs, las menciones en lengua inglesa a favor de las decisiones del gobierno ruso en las redes sociales aumentaron un 2580 por ciento durante la última semana, respecto a la primera semana de febrero. De acuerdo con un análisis realizado por The New York Times, algunos canales prorrusos en Telegram han alcanzado los 160 mil suscriptores y algunas páginas de Facebook que promueven la figura de Vladimir Putin tienen hasta 1.9 millones de seguidores. Al menos en lo que respecta a Estados Unidos, esta cifras pueden vincularse con los datos publicados el 24 de febrero por el Public Religion Research Institute: Aproximadamente 41 millones de estadunidenses creen en las teorías conspirativas de QAnon, por lo cual podría decirse que, aproximadamente 41 millones de personas en Estados Unidos entienden que la invasión de Ucrania forma parte de una guerra global contra los traficantes sexuales. ¿Cómo afectará esto al conflicto en proceso?

De momento, líderes de la Unión Europea, en una cumbre emergencia en la que condenaron la invasión de Ucrania, decretaron nuevas sanciones económicas y políticas para Rusia. Josep Borrell, representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea, aseguró que se trata de “el paquete más duro de sanciones que jamás hayamos implementado”. A nivel mediático han destacado las sanciones deportivas contra los equipos rusos, como la eliminación de competiciones como la UEFA Europa League o de la selección de futbol Rusa de la Copa del Mundo de Qatar 2022. Rusia está en la diana del mundo y las decisiones de sus líderes serán definitivas para una población que sufrirá las consecuencias.

Las redes sociales jugarán un papel determinante en los relatos que habrán de surgir de este conflicto bélico. Lo cierto es que para los actores políticos resultará fundamental conocer, a través de la revisión de la conversación digital, el pulso de la población sobre sus medidas y decisiones. Es cierto que una guerra vigilada por las redes sociales es una guerra a la que no le faltarán evidencias para ser contada. Lo que también es cierto que la abundancia informativa no siempre resulta lo mejor para la solución de los conflictos. Si algo impera en la narrativa de las redes sociales es la polarización. Entre las marejadas informativas resultará difícil discernir la realidad de los hechos.


Republicans view Putin more favorably than they do leading democrats, Washington Post
“Me pongo del lado de Rusia” Aumentan opiniones a favor de Putin en internet, The New York Times
Putin restringe parcialmente Facebook y Twitter, ABC
Personas en Rusia protestan contra la guerra, DW

¡Sigue leyendo!

Al completar este formulario tendrás acceso
a nuestro book completo


Linkedin


Instagram

¡SIGUE LEYENDO!


Atrás

Suscríbete a nuestro newsletter

y no te pierdas nuestras últimas actualizaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *