Reputación Corporativa

¿Qué es la reputación corporativa? ¿Por qué es importante? Conozca los diferentes aspectos que conforman la reputación corporativa y cómo gestionarla.

En un contexto en constante cambio, el liderazgo responsable y el impulso de empresas con propósito junto a la reputación corporativa y la gestión de la confianza, se han consolidado como aspectos fundamentales para las organizaciones, siendo precisamente los ámbitos que más están trabajando en la actualidad. (Corporate Excellence, CANVAS, CMI, Pizzolante, 2022)

En la agenda empresarial un 73.1% de las empresas consideran la reputación y el riesgo reputacional como un elemento clave en el desempeño y desarrollo de las organizaciones, pero a qué se refiere la reputación empresarial, no es un término nuevo, sin embargo, desde la década de los 90 adquirió notoriedad en el ámbito de la comunicación, marketing y estrategia, la reputación corporativa se convirtió en el intangible de la “nueva economía” (Ferruz González, 2016).

Gráfica 1. Tendencias empresariales

Fuente: Approaching the Future 2022, Tendencias en Reputación y Gestión de Intangibles.

Los usuarios, los consumidores, y las audiencias, exigen que las empresas cumplan con ciertos criterios, pues ya no se trata solamente de vender un producto, ahora también importa lo que hay detrás de éste, y es aquí donde entra la reputación corporativa, la que se entiende como “la suma de valores, servicios que brindan, ética, relaciones empresariales, prácticas de responsabilidad social, entre otros” (Elizalde Durán), dicha reputación crea valor, percepción y reconocimiento. 

Y es que actualmente las marcas necesitan crear y tener ese valor, mismo que se logra en gran parte con una buena “reputación”, y las organizaciones lo saben, y es por esta razón que se están sumando a las prácticas que les otorgan dicho distintivo, no sólo a nivel externo, sino también a nivel interno.  

Son diversos los elementos que se deben considerar en la construcción de la reputación corporativa, a nivel externo, por ejemplo, las empresas deben tener definidas claramente sus audiencias y la forma en que se comunican con ellas, las circunstancias y contextos ya que todo eso le suma valor y reconocimiento, elementos que se ven reflejado en los resultados financieros de la empresa. 

A nivel interno las empresas deben considerar también lo que proyectan, entender al elemento organizacional interno es otro de los factores que no deben perder de vista, pues construye una imagen entre sus recursos humanos, a este nivel los empleados visualizan el compromiso, lo hacen suyo y lo reflejan. 

Comunicar las acciones permite a las organizaciones posicionarse de forma positiva y evitar percepciones erróneas que perjudiquen su reputación corporativa y a la larga pongan en riesgo la permanencia de la compañía.  


 

Fuentes: 

Merca 2.0, El valor de la reputación corporativa, publicado el 29 de junio de 2022, disponible en: https://cutt.ly/4Xq5j1F 

Nota de Prensa, Approaching the Future 2022 Tendencias en Reputación y Gestión de Intangibles, publicado en junio de 2022, disponible en: https://cutt.ly/ZXwpiCZ 

Ferruz González S., Conceptualización de la Reputación Corporativa. Nuevo enfoque y propuesta, en Revista de la Asociación Española de Investigación de la Comunicación, vol.  4, número7, pp. 130-137, 2017, disponible en: https://cutt.ly/jXwp0Fs

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *